P&A

Periodistas y Anónimos

¿Ahora sí, Del Nido?… por Gonzalo de Melo

Lo de los contratos televisivos no es ninguna historia nueva. Real Madrid y Barcelona, conscientes de su gigantismo y ninguneando a la LFP, negoció a espaldas del organismo que se supone que debería regular el fútbol en nuestro país y consiguieron los mejores contratos del planeta fútbol en el viejo continente. Y ahora es cuando el presidente del Sevilla, sediento de éxitos pasados, llama a la insumisión. Nunca es tarde

Lo que decimos o escuchamos se queda ahí. Se olvida o se recupera, pero el poder de la palabra suele ser inferior al del papel (la pantalla en este caso) en la que leemos. Y no hay mejor gráfico que el que acompaña este artículo para entender de qué va el asunto.
La tabla, como verán, es de hace dos temporadas. Del Nido, por su parte, se ha erigido como el principal portavoz de los indignados de las directivas que abogan por un cambio en el reparto de los contratos televisivos. Ha dejado de lado la retórica que tanto le gusta para, al parecer, actuar. Su entidad apenas recibe una sexta parte de lo que ingresan los dos peces gordos en este aspecto. Y eso que no miramos más para abajo en esa clasificación.
El debate se ha avivado ya desde la primera jornada con las goleadas de Barcelona y Real Madrid. Desde el principio de la existencia de esta web, que no llega al año y medio de vida, abogamos por la creación de esa Liga Europea.
Dijimos que andábamos hartos de España. Que las fronteras son artificiales y que lo natural, lo que pide el aficionado al que no le gusta aburrirse con goleadas jornada tras jornada, es abrirse y empezar a hablar el idioma de competiciones como la NBA. Si hay interés y, por encima de todo, si no quieren matar a la gallina de los huevos de oro, esto debe cambiar.
Todo esto llega, eso sí, en medio de una coyuntura oportunista para aquellos que deberían hacerle la vida un poco más difícil a esos dos. Nadie, ni aunque sea a un partido, les puede toser. Lo más normal es que salgan goleados y que Roig, en vez de entonar el mea culpa tras la paliza, opte por el discurso victimista de aquel que se siente estafado.
La supuesta insumisión llega tarde y es irremediable. No se le puede llamar Liga a una competición en la que participan veinte equipos y en las que hay dos candidatos. Ni el descenso ni la clasificación para los puestos europeos habían tenido tanto (y tan poco) interés. ¿O es que los postres son más importantes que el plato principal?
Lo que propone Del Nido es el inicio de unas reuniones/conversaciones/negociaciones que pueden durar meses para replantearse un modelo en el que casi todos estén de acuerdo. Los cambios estructurales requieren muchísimo tiempo. Y no estamos por la labor de solucionarlo todo rápidamente en el país de la chapuza.
La Premier League y la Bundesliga son la referencia en cuanto a reparto del pastel televisivo. Para no desvirtuar aún más la competición (Barça y Madrid tienen medios más que suficientes como para seguir siendo los reyes del mambo), no puede haber una diferencia que supere el 35% entre el que más ingresa y el menos afortunado.
¿Que se para la Liga durante varios meses para replantearnos el modelo? ¿Qué hace la que dicen que es la competición más bien organizada del mundo del deporte? Lockout. Se vuelve a negociar un nuevo convenio y punto y final.
Pero aquí no entendemos de esas cosas. Ya tardarán en llegar. Si las películas nos llegan con meses de retraso, la gestión deportiva lo hace con décadas más tarde.
Gonzalo de Melo / faltadirecta
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 06/09/2011 por en COLUMNISTA, Gonzalo de melo.
A %d blogueros les gusta esto: