P&A

Periodistas y Anónimos

¡Iván, Iván, Iván de la Peña!

Fuente externa: SERGI PÀMIES/lavanguardia.com
Para De la Peña, el placer del pase era más fuerte que la euforia del gol.
Según las estadísticas, perdía muchos balones en zonas comprometidas del campo y sólo jugaba con una pierna. Los datos científicamente documentados certifican que, de vez en cuando, se le cruzaban los cables, le sacaban una tarjeta roja –casi siempre estúpida y merecida– y dejaba a su equipo con diez. Su palmarés no pasará a la historia. Se lesionó tanto que, cuando se hablaba de su proyección, se comentaba más lo que hubiera podido llegar a ser que lo que era. Algunos entrenadores lo despreciaban.

Decían que era un invento de la prensa, que le faltaban carácter y madurez competitiva para ser un verdadero crack. Cuestionaban su sentido táctico y su indisciplina a la hora de recuperar la posición y presionar de medio campo para arriba (o para abajo).

El jueves, en su rueda de prensa de despedida, volvió a confirmar que es emocionalmente vulnerable y que, en el deporte de alta competición, eso siempre se acaba pagando.

Pero precisamente porque era capaz de hacer olvidar toda esta lista de inconvenientes, Iván de la Peña es uno de los mejores futbolistas que he visto nunca. Injustamente o no, el fútbol de élite es cada vez más competitivo y obliga a una excelencia mental y física de superhéroe. Incluso ahora que se ha retirado, después de acumular una colección inhumana de lesiones, hay aficionados que se distraen –algo hay que hacer hasta que llegue el sábado– preguntándose si De la Peña podría jugar en el Barça, el Manchester o el Madrid actuales. Opinión personal: me importa un bledo.
Aprendí hace mucho que la opinión de un aficionado no siempre coincide con la de los que entienden de esto, y que las razones por las cuales nos gusta el fútbol no siempre tienen que ver con el conocimiento. En la formación de esta afición intervienen factores sentimentales o biográficos, premeditados o azarosos, morales o estéticos. La razón por la cual De la Peña me parece uno de los mejores jugadores que he visto nunca es porque combinaba la genialidad en la idea, la dificultad en el atrevimiento y la simplicidad en la ejecución. Y porque hacía cosas que nadie había hecho y que sacaban de quicio a Van Gaal. Goles como el que le marcó al Betis se marcan toneladas. Pero el suyo es inmortal por una gestualidad y un tempo que modifican su esencia y que convierten el espectáculo de volver a verlo en una experiencia eternamente distinta.
Hace años, cuando todos empezábamos a someternos a la peligrosísima dictadura de la estadística aplicada al fútbol, alguien contó los pases fallidos de De la Peña y llegó a la conclusión de que era un paquete. El maestro Ramon Besa, que siempre ha sabido compaginar la objetividad periodística con un respeto apasionado por los auténticos protagonistas del juego, dijo que a Lo Pelat también había que valorarle la intención. Intención: cuando George Best intentaba regatear a todos los defensas rivales, quizá era un chupón, pero cuando lo lograba, también era un genio.
Otra particularidad de De la Peña: quizá por exceso de timidez, necesitaba que alguien culminara sus jugadas. El placer del pase era más fuerte que la euforia del gol. Lo que De la Peña le ha aportado al fútbol no tiene nada que ver con la estadística, ni con el adverbio tácticamente, ni con la recuperación de la posesión (¿o es la posesión de la recuperación?). Tiene que ver con el talento, la creatividad y la estética. Cuando paseamos o viajamos y tropezamos con un campo o una playa en la que se juega al fútbol, siempre nos gusta mirar un rato a ver qué descubrimos. No buscamos futbolistas tácticamente potentes, ni recuperadores compulsivos de posiciones perdidas, ni máquinas humanas emocionalmente invulnerables y mecánicamente perfectas. Buscamos artistas como Iván, Iván, Iván de la Peña.
Fuente externa: SERGI PÀMIES/lavanguardia.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/05/2011 por en DE LA PEÑA.
A %d blogueros les gusta esto: