P&A

Periodistas y Anónimos

El Barça, favorito hasta el sábado… por JOHAN CRUYFF

por JOHAN CRUYFF / elperiodico.com
Los 92 puntos y 102 goles del Madrid en la Liga refuerzan el tercer título consecutivo del Barça. Veremos si la distancia entre ambos se acorta el próximo año.
A pocos días de la final de Wembley me parece justo recordar, insistir, ni que sea de paso, en el gran mérito de la Liga ganada por el Barça. La tercera consecutiva y la más difícil de las tres. Los 102 goles con los que el Madrid cierra su temporada refuerzan el trabajo de los azulgranas. Los 92 puntos sumados por los blancos revalorizan lo hecho por el campeón. Ahora que todo se centra en quién saldrá ganador del duelo Barça-United, miro la temporada protagonizada por los de Mourinho,
Será apasionante lo que arrancará a mediados de agosto, capítulo aparte la final de la Champions. Eliminado el Madrid, la mejor final de todas. Ambos finalistas han ganado la Liga: el Barça, la tercera consecutiva; el United, la cuarta en cinco años. Y si repasas sus trayectorias europeas en los últimos años, sumas varias finales y semifinales. Repletos de talentos individuales, a modo de diversión puedes entretenerte en comparar hombre por hombre, pero lo que diferencia a unos y otros es su estilo de juego. Uno es inglés y el otro es español. O mejor dicho, uno es inglés y el otro es el Barça: talento, cantera y balón. La premisa, cómo atacar bien para defender mejor.

Imponer el estilo
Desconozco quién saldrá ganador, pero sí que sé una cosa: salvo accidentes, levantará la copa el equipo que imponga su juego al otro. Ni el United estará cómodo jugando a merced del Barça ni a la inversa. El que imponga su estilo tiene todos los números para llevarse el título. ¿Favorito el Barça? Sin duda, pero solo hasta las nueve menos cuarto del sábado. Luego tocará ganárselo.
Si antes apuntaba que la temporada del Madrid ha de llenar de orgullo a los barcelonistas por la respuesta de su equipo, los 40 goles de Ronaldo requieren de dos lecturas. Por un lado, brutal el listón que ha puesto. No solo en la Liga sino en las próximas ediciones de la Bota de Oro. Meter 40 goles en según qué campeonatos puede ser factible. Hacerlo en una de las ligas con el máximo coeficiente de puntuación es tremendo.
No tengo ninguna duda de que el jugador y todo el madridismo se enorgullecen de estos números históricos. Sin embargo, el fútbol es un juego de equipo y si el año que viene se diera el caso de que el Madrid vuelve a acabar segundo y Cristiano repite o mejora incluso estos 40 goles, la alegría ya no sería ni individual ni colectiva. Messi ha marcado mucho pero menos y ha llegado al final de todo con los suyos. Del doblete gordo Liga/Champions 2010-11 solo le falta medio pedazo.
Las comparaciones siempre son odiosas. Y más en un deporte colectivo como es el fútbol. Por su condición de número 1 del mundo, Messi pasa constantemente por ello. Calidades individuales aparte, juega en el Barça, y los otros, no. Eso es tan evidente que el propio Messi pasa a ser comparado con sí mismo en función de si juega con su club o en su equipo nacional. Sin embargo, estas comparaciones tienen un punto de justificación. Son contemporáneas. Las que buscan equiparar épocas distintas son casi maquiavélicas. ¿Messi a la altura de Pelé o de Maradona? Eso no vale. Todos sabemos que Leo es excepcionalmente bueno, que su vida privada es discreta, que recibiendo golpes como recibe en un partido, nunca simula, nunca se queja. En este sentido es un ejemplo para todos, pero a sus 23 años tiene mucha carrera por delante. Y por ahí sale perdiendo ante Maradona o Pelé.
Homenaje de De la Peña
Desde aquí, un abrazo a otra buena persona y enorme futbolista, Iván de la Peña. Por culpa de las lesiones le hemos visto poco, dicen algunos. Con independencia de su total de partidos o minutos, le hemos visto lo suficiente para disfrutar de su último pase, el más arriesgado. Me alegro de que fuera el Espanyol el que lo disfrutara durante tantos años. En la propia Barcelona, su casa, encontró la continuidad que en el Barça
no le dieron. Ni a él ni a todos los de aquella talentosa Quinta del Mini. Tuvieron que pasar varios años hasta que Rijkaard y Guardiola no aparecieron en escena para recuperar la fórmula yo sí creo en la cantera. Iván lo deja con 35. Si ahora tuviera aquellos 19 años con los que debutó conmigo, Guardiola incluso sería un poquito más feliz.
por JOHAN CRUYFF / elperiodico.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/05/2011 por en BARÇA, Johan Cruyff.
A %d blogueros les gusta esto: