P&A

Periodistas y Anónimos

El fútbol y Palermo son increíbles

Fuente externa: Por Juan Pablo Varsky/LA NACION
El fútbol es increíble. Fuera de control, te ridiculiza en un minuto. En 25 minutos, Boca no había dado tres pases seguidos. No había pateado al arco. Sus defensores Caruzzo e Insaurralde habían cometido tres evidentes penales en jugadas de pelota parada, ignorados por Patricio Loustau. Está claro que la transmisión televisiva ofrece un panorama mucho más amplio que el del árbitro dentro de la cancha. Doce cámaras ven más que dos ojos. Concedamos también que la repetición lenta puede magnificar un roce habitual y alimentar al nocivo fútbol-mancha. Pero estos atenuantes no salvan a Loustau, que no sancionó ninguno de los groseros agarrones contra Maidana y Román. Deberá estar más atento o dejar de hacerse el distraído para no caer en la bolsa de la mediocridad.

Boca se puso en ventaja sin patear al arco. Pablo Mouche quiso tirar centro, el balón se desvió en González Pirez y terminó en córner. A los dos minutos, Chávez ya se había puesto al lado del arquero en un tiro de esquina desde el otro costado. A los 27, hizo lo mismo: molestarlo dentro del área chica. Carrizo se llevó por delante la pelota y marcó el gol. Este deporte es único. Entrenadores, jugadores, hinchas y periodistas aspiramos a tener el control total de todas las cosas. La propia naturaleza nos demuestra que es imposible. La notable imprevisibilidad nos humilla en nuestra intención de explicarlo todo. Como bien dice el entrenador español Juan Manuel Lillo, en el fútbol la inteligencia reside en convivir con la certeza de la incertidumbre y no en construir certezas que nos hagan creer que no existe la incertidumbre.
Todo cambió desde ese gol. Todos los actores quedaron condicionados por esa jugada. Dos minutos más tarde, Román le cometió foul a Mouche, quien lanzó la falta con picante. Tras el rechazo, Colazo devolvió el balón al área. La defensa de River no salió a tiempo para provocar el fuera de juego. Superados Román e Insaurralde, la pelota le quedó servida al 9 de Boca, libre de marca.
El debut en Estudiantes, los 1000 pesos que lo separaron de San Martín de Tucumán, la explosión en Estudiantes, el pelo platinado, la foto disfrazado de mujer, el pase a Boca, el comienzo tormentoso, el primer gol clásico en 1997, Apertura 98 y Clausura 99, récord de goles para un torneo corto (20), el número 100 con la rodilla rota, el 101 casi en muletas contra River, Libertadores 2000, la Intercontinental con doblete ante Real Madrid. La Copa América del 99 con tres penales errados en el mismo partido y un ojo en compota tras un gol a Uruguay.
El frustrante paso por Europa. Villarreal y esa tribuna que se le cayó encima, Betis y Alavés sin pena ni gloria. El regreso a Boca en 2004 en una versión liviana. La vuelta del goleador salvaje con Coco Basile en 2005. Apertura 05, Clausura 06, Libertadores 07. Goles de chilena y de media cancha. Otros tristes, dedicados a la memoria de su hijo Stefano, al que recuerda con un beso en cada festejo. En 2008, el crack en la otra rodilla. El regreso en 2009 con bajo nivel, pocos goles, enojado con él mismo y peleado con Riquelme. Ese doblete contra Ghana. La convocatoria frente a Perú. Hacer llover para ir al Mundial. Polokwane. La emoción nacional y popular ante Grecia. El anuncio del retiro.
Once partidos seguidos sin siquiera tocar la pelota. El murmullo y el último desafío. El gol con miedo para romper su peor racha. Después otro de taco. Otro con la frente en su rodilla. Y el de ayer, con los ojos bien abiertos y diciendo sí con la cabeza. Fuera de control, te ridiculiza en un minuto. Martín Palermo es increíble. Como el fútbol.
Fuente externa: Por Juan Pablo Varsky/LA NACION
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16/05/2011 por en BOCA, RIVER.
A %d blogueros les gusta esto: